Métodos de sujeción

Métodos de sujeción

Con motivo de la aplicación del nuevo código técnico de la edificación queremos sumarnos al mismo recordando técnicas y métodos de colocación de tejas que a través de nuestra dilatada experiencia hemos adquirido a lo largo de los años y que aseguramos son óptimos para ejecutar con total garantía y funcionalidad la colocación de un tejado de teja cerámica, tanto de obra nueva como de rehabilitación y sobre todo ajustándose a las premisas exigidas por el CTE y definidas por la NB UNE-136020.

Informe Ensayo CIDENCO Espuma SOUDAL

Tejas clavadas sobre rastreles:

Es el método óptimo en la colocación de tejas cerámicas, utilizado obligatoriamente a partir de pendientes muy pronunciadas,  conseguimos la total fijación de las tejas con la suficiente movilidad que estas precisan, para dilatar/contraer, ademas conseguimos integrar la totalidad de los requisitos del nuevo CTE en lo referente a ventilación, estanqueidad, integracion de laminas, barreras de vapor, aislamientos térmico y acústico, impermeabilizantes, etc… y todo con una simplicidad técnica y limpia que se ajusta también a las exigencias básicas de salubridad (HS) y protección frente a la humedad.

Tejas fijadas con adhesivo especial para tejas:

El método de colocación de tejas más innovador y seguro que simula la tradicional teja amorterada o con mortero, pero con la total fijación en cualquier tipo de soporte regularizado y permitiendo la dilatación/contracción gracias a su composición (espuma poliuretano monocomponente o masilla neutra), esta certificado por varios laboratorios (CIDEMCO, LGAI) certificando su idoneidad respecto al mortero, también conseguimos aligerar el peso propio de la cubierta y demás ventajas que tiene la colocación de tejas clavadas sobre rastreles. Cabe destacar la rapidez y limpieza asi como  el ahorro económico que se consigue con esta modalidad de instalación.

Tejas Amorteradas:

Es el método más tradicional de colocación de tejas y como su nombre indica se basa en el método de sujeción con mortero. Aunque es más tradicional incrementa el peso propio de la cubierta hasta en 95 kg/m2, no siendo recomendable para rehabilitaciones o formacion de cubiertas ligeras.  Es el perfecto inductor de posible humedades y no garantiza la total y duradera fijación de las tejas (erosión, acción del viento, instalación de antenas, mantenimiento, etc.). Se ha de realizar con mortero de cal, M-20 o similiar (un mortero con mayor fuerza en su fraguado podría romper las tejas o bien fijarlas sin posibilidad de movimiento en su dilatación/contracción y también romperían). Por tanto la colocación de tejas con  mortero es la que menos recomendamos, tanto en teja de solape (arabe) como con tejas de encaje (mixta, plana).

DISTRIBUIDOR Y
INSTALADOR OFICIAL:

NUESTROS PROVEEDORES